sábado, 29 de julio de 2017

Año 2018.


La mejoría evidenciada a mediados de 2017 en la economía mundial, planteo la posibilidad de recortar los estimulos y adecuar los niveles de tipos de interés a tasas mas razonable con el entorno económico.

Se había pasado la fase de peligro y era necesario reconducir la inmensa liquidez depositada en el sistema.

La FED inicio un programa basado en dos pilares.

-Aumento gradual de los tipos, con una velocidad reposada que diera tiempo a verificar los resultados.

- Reducir el balance con mucho control.

El BCE, mas retrasado, esperaría al Otoño de 2017 para tomar unas decisiones, mientras el Banco de Japón seguía en su proceso inacabable de mantener viva una economía zombie.

China, a su manera, también empezó un control sobre los prestamos, equilibrando magnitudes como liquidez y exceso de prestamos a empresas publicas.

A principios de 2018, la apuesta ya era seria.El BCE decidio retirar los estimulos suavemente bajando las compras 10.000 millones de euros cada mes hasta su desaparición.

En un primer momento, no hubo reacciones violentas.La inercia era fuerte y el crecimiento estaba aposentado.Pero en la primavera, la inmensa liquidez que campaba a sus anchas por todos los mercados financieros mundiales, comenzó a menguar.El mercado de renta fija fue el primero en resultar afectado, con subidas de la rentabilidad.

La inflación, empujada por el aumento de los precios del petróleo, todavía moderados, inicio una suave subida que no paso desapercibida en los bonos.Menos liquidez y mas presión inflacionista empujaron las rentabilidades hasta niveles no vistos en los últimos años.

Las bolsas, casi eufóricas, empezaron a alternar violentas caídas con recuperaciones espectaculares.

En el Otoño de 2018, los mercados se dirigieron hacia abajo de forma clara y contundente.Las reuniones de los bancos centrales se hicieron habituales junto con las declaraciones típicas, asegurando que no pasaba nada.Eran movimientos bruscos para ajustar losniveles cercanos a la burbuja de años precedentes.

Pero Octubre y Noviembre fueron muy agresivos.Se dieron situaciones de pánico y a los bancos centrales les entro el miedo.En una reunión en el mes de Diciembre, los bancos centrales decidieron una nueva ronda de estimulos junto con la paralización del proceso de subida de tipos para frenar el
susto instalado en los mercados.

La situación se tranquilizo pero el germen del desastre ya estaba inoculado...

Saludos.        

2 comentarios:

  1. Escalofriante relato...ando corto en swing en wti desde hace 2 semanas, como lo ves? Hace medio mes veía claras bajadas en los futuros para cerrar el 2017. Pero con tu relato, ahogó solo veo un movimiento alcista. Creed que Arabia Saudí realmente limitará la producción? O es solo un globo sonda para subir el precio momentáneamente y volver a bajar en último trimestre? Saludos desde Oía (Santorini), donde comenzó el fin de una de las civilizaciones más avanzadas, la Minoica, y no por culpa del ser humano, sino por una catástrofe natural. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Paco ; a corto plazo no se que puede hacer el petróleo .
    A largo solo puede subir (salvo caida en picado de la demanda).
    Tengo la sensación de que la FED esta sujetando los precios del petroleo , los inventarios están cayendo cada semana , ya estan por debajo de la media del año pasado y el petróleo no puede subir.
    SAludos y a disfrutar...

    ResponderEliminar